Hembras desnudas. Escribir es ver, o la justificacion Con El Fin De mirar. Todo el mundo los que vivimos del digo deberiamos ver hasta que nos dolieran los ojos.

Hembras desnudas. Escribir es ver, o la justificacion Con El Fin De mirar. Todo el mundo los que vivimos del digo deberiamos ver hasta que nos dolieran los ojos.

Yo justifico mi entrometida curiosidad diciendome a mi misma que lo hago por ustedes.

Por contarselo an ustedes, por ejemplo, me entrego carente reservas a la observacion sobre las cuerpos femeninos en los vestuarios del gimnasio.

En Espana las cuerpos de las mujeres ofrecen una monotona diversidad, nos parecemos abundante. Aca, en novedosa York, el abanico sobre la desnudez resulta una fiesta. Aca he aprendido an examinar carente que se note. Analisis, por ejemplo, las cuerpos de estas negras. No hablo del norma de la negra obesa, no, mis negras, las que ven mis ojos cada semana, son fastuosas. Una sobre ellas, la mas mozo, se aplica pomada en el pecho mirandose al reflejo: su carne es tan prieta que da la impresion que esta untando cera en la figurita de ebano. No hay pudor, casi nadie lo goza de. Mi joven negra lleva un tanga que le deja al aire un culo que se curva hacia arriba sobre tal modo que individuo podria dejar encima la taza sobre cafe. Existen una diferente negra en el reflejo contiguo, goza de una toalla enrollada en el pelo igual que En Caso De Que fuera un turbante, no conozco En Caso De Que es sabedor sobre que resulta una diosa, aunque se comporta igual que semejante. Continue reading Hembras desnudas. Escribir es ver, o la justificacion Con El Fin De mirar. Todo el mundo los que vivimos del digo deberiamos ver hasta que nos dolieran los ojos.